LiFi ¿el sustituto de WiFi?

Aunque actualmente nos encontramos estrechamente familiarizados con el WiFi, el término LiFi (Light Fidelity) ya no resulta ser tan extraño al escucharlo. Consiste en lo mismo, conexión inalámbrica a internet, pero esta vez, a través de la luz visible.
Esta tecnología utiliza bombillos LED y funciona insertando en éstos, chips o pequeñas antenas transmisoras, convirtiéndolos en fuentes emisoras de ondas LiFi cuando se encuentran encendidos. Para los receptores se requiere la implementación de fotodiodos para poder establecer la comunicación.
La transmisión de datos, se realiza a frecuencias entre 400 y 800 THz, consiguiendo una velocidad de transmisión cien veces mayor a la ofrecida por WiFi, permitiendo la transmisión de grandes cantidades de datos entre dispositivos en muy pocos segundos y a la par que se iluminan los espacios; pudiendo encontrar una buena aplicación en el Internet de las cosas.
Lea también: Internet de las cosas (link)
Las ventajas ofrecidas por la tecnología LiFi son varias, dentro de las que se pueden destacar la seguridad en las redes de corto alcance, ya que las ondas lumínicas son difíciles de vulnerar,

rapidez, economía y simplicidad de implementación, eficiencia en el uso del espectro electromagnético y además, no causan interferencias con otros sistemas.
Sin embargo, como todos los sistemas tecnológicos, existen varias desventajas inherentes a dicha tecnología como por ejemplo el poco alcance que se logra pues la distancia máxima entre los enlaces es de tan solo 10 metros. Otra de las desventajas, es que a diferencia del WiFi, el LiFi por las características de las ondas lumínicas, no puede atravesar paredes motivo que hace que las comunicaciones estén más limitadas.
Actualmente son varias las compañías que se encuentran trabajando en la implementación de LiFi y haciendo que los dispositivos sean compatibles con la tecnología y aunque existe gran controversia en el tema de si es posible que la tecnología LiFi pueda llegar a remplazar el WiFi, esto es incierto pues el LiFi, aunque ya se ha implementado en el mundo real, se encuentra aún en procesos de investigación y mejora para ofrecer una solución de comunicación inalámbrica más eficiente. Lo que si es cierto es que en conjunto, ambas tecnologías pueden ofrecer redes más seguras, descongestionadas y rápidas al permitir que se utilicen las dos de acuerdo a las necesidades de los usuarios.

logo