Preparándonos para el nuevo estándar WiFi 802.11ac

Como bien sabemos, el WiFi es la tecnología que ha revolucionado la manera actual de comunicarnos gracias a su distribución inalámbrica. Ésta tecnología está asociada al estándar 802.11, y desde su creación han aparecido varios estándares pertenecientes a este último, cuyas diferencias se ven en la mejora de aspectos como velocidades de transmisión de datos y seguridad.
Comúnmente, WiFi ha funcionado con diversos estándares tales como 802.11a/b/g/n de los cuales el 802.11n es el más utilizado actualmente debido a sus características.
Características del 802.11n: Puede trabajar en las bandas 2.4 GHz (empleada por 802.11b y 802.11g) y 5 GHz (empleada por 802.11a), lo que lo hace compatible con dispositivos que usen versiones anteriores de WiFi. Establece una velocidad máxima de 600 Mbps con un ancho de canal de 40 MHz.
Actualmente, este estándar provee una velocidad de 100 Mbps permitiendo el intercambio de grandes cantidades de información en muy poco tiempo pero debido al auge de aplicaciones que requieren mayor ancho de banda para trabajar, esta velocidad tiende a ser insuficiente.

Es por este motivo que podemos encontrar un nuevo estándar, aprobado hace poco, conocido como 802.11ac ó WiFi 5G, el cual permite velocidades superiores a 1 Gbps para múltiples estaciones de área local inalámbrica con enlaces cuyas tasas de transferencia superan los 500 Mbps.
Características del 802.11ac: Trabaja en la banda de 5 GHz, lo que permite transmisiones con muy pocas interferencias ya que no hay otras tecnologías que operen allí mismo. Al operar en esta banda se pueden utilizar anchos de canal más grandes y así transmitir mayores velocidades, el estándar promete velocidades de hasta 1.3 Gbps con canales de hasta 160 MHz. El tipo de modulación que usará este estándar permite incrementar la eficiencia en la transmisión de datos lo que se verá representado en un ahorro significativo en el consumo de batería de los dispositivos que usen 802.11ac.

logo